Nutrición (página 1 de 2)

ALCALINIZAR AGUA

Se puede alcalinizar el agua  con la adiccion de unas gotas de bicarbonato de sodio/potasio o dióxido de cloro.

Al usar una solución al 5% de clorito de sodio  se recomiendan quince gotas por litro de agua y en el caso de una solucion al 8% de bicarbonato de sodio y/o potasio unas cinco gotas.

Ademas puedes añadir zumo fresco de limon para potenciar sus efectos alcalinos

ANTINUTRIENTES. UNA JUSTIFICACION A LA DIETA CETOGÉNICA.

ANTINUTRIENTES

El término de sustancias antinutrientes o antinutrientes fue definido por Gontzea y Sutzescu en 1968; se trata de compuestos que están presentes de forma natural en los alimentos y actúan provocando una pérdida de nutrientes esenciales o interfiriendo en su utilización y función metabólica.

Las sustancias antinutrientes están ampliamente distribuidas y, aunque en la mayoría de los casos no constituyen un peligro inmediato para la salud humana, no puede ignorarse su presencia, especialmente en los países en desarrollo donde la escasez de alimentos lleva a estados de malnutrición o en los países desarrollados si la dieta no es equilibrada y se consumen alimentos que contienen gran cantidad de estas sustancias .

Esto me parece muy importante porque en mi línea de que para recuperar la salud muchas veces ¡no hay que poner sino quitar¡la compensación de los nutrientes deficitarios puede llevar a una mejora rápida del estado general.

Desde el punto de vista nutricional, las sustancias antinutrientes de origen natural, se clasifican en función del tipo de nutriente con el que interfieren. Se distinguen:

Tóxicos

Inhibidores de enzimas: sustancias que interfieren en la utilización digestiva o metabólica de las proteínas, glúcidos o grasas.

Sustancias antiminerales: sustancias que interfieren con la asimilación de elementos minerales. Sustancias antivitaminas: sustancias que inactivan o aumentan la necesidad de vitaminas.

Goitrógenos (goitro=bocio) son sustancias químicas y también naturales que las plantas producen para defenderse de los insectos y otros herbívoros y pueden interferir en la función de la glándula tiroides y el metabolismo de la hormona tiroidea en humanos inhibiendo la absorción del yodo. La mayoría de los goitrógenos se destruyen con la cocción por lo tanto lo que hay que tener es precaución en no comerlos crudos si se padece de hipotiroidismo.

– Soja y mijo todos sus derivados fermentados o sin fermentar (tofu, aceite de soja, harina de soja, lecitina de soja).

  • Plantas del género Brassica: brécol, coliflor, repollo, col, coles de Bruselas, rábano y nabos entre otros.
  • Piñones, cacahuetes, fresas, peras, duraznos, espinacas, bambú, yuca, frijoles, semillas de linaza, almendras.
  • Aceites de girasol, soja, maíz y colza se oxidan con mucha facilidad y además algo que no sucede con las grasas saturadas especialmente con el aceite de coco que es un estimulante de la tiroides al igual que el aguacate.
  • La cafeína.

 

Una de las sustancias antinutrientes más importantes son los inhibidores de proteasas digestivas, que son sustancias que interfieren con la digestión de las proteínas, en la absorción o utilización metabólica de los aminoácidos.

Las proteasas están involucradas, tanto directa como indirectamente, en todos los procesos fisioloógicos del organismo que incluyen a nivel celular, el crecimiento, la diferenciación, la muerte programada (apoptosis), la nutrición, el recambio proteico intra y extracelular, la migración e invasión de las células, así como la fertilización e implantación del cigoto. Además, las proteasas también son cruciales en la propagación de enfermedades (VIH), al encontrarse involucradas en los mecanismos de replicación e infectividad de muchos patógenos para las personas, plantas y animales, por lo que los inhibidores de estas proteasas han emergido con utilidades terapéuticas efectivas.

Ciertos anti-nutrientes son bien tolerados por la población en general y pueden ser debidamente metabolizados y eliminados por los órganos digestivos y de detoxificación (hígado y riñones principalmente) sin ningún efecto sobre la salud, siempre y cuando se tomen en cantidades que no sean excesivas y de forma natural formando parte del alimento que los contiene, es decir, sin ser concentrado. Es el caso de la mayoría de anti-nutrientes que aparecen en las frutas y verduras, como los salicilatos, la solanina, los alcaloides y la alicina. Solamente en las personas cuyo sistema de detoxificación no funcione bien, se produce una alergia o intolerancia a estas substancias con graves efectos sobre la salud. Si padece algunos de los síntomas que aparecen como efectos negativos de un anti-nutriente, la causa podría ser una intolerancia al alimento que contiene ese anti-nutriente. En ese caso, la mejor forma de comprobarlo es evitando esos alimentos durante al menos 15 días, aunque a veces el efecto no se manifiesta hasta después de meses. Otra posibilidad es hacer un test de intolerancias alimentarias, aunque el resultado no siempre es concluyente, debido a que en algunas personas no se produce una producción de anticuerpos IgG contra los alimentos intolerantes sino otro tipo de reacciones.

En cualquier caso, si hay una intolerancia a alimentos cuyos anti-nutrientes deberían ser eliminados por los órganos de detoxificación, entonces una desintoxicación hepática y renal puede ser la solución, así como la posterior puesta en marcha de un régimen que evite volver a sobrecargar dichos órganos y recuperara la peermeabilidad intestinal.

La mayor parte de los antinutrientes se eliminan en el proceso culinario, con la temperatura de la coccion,pero ciertos otros anti-nutrientes como fitatos, oxalatos, saponinas, lectinas, etc; que aparecen en las semillas (cereales, frutos secos, pipas, etc.) y tubérculos (patata), no se eliminan completamente , así que deben ser finalmente neutralizadas por el cuerpo.

En el caso de los fitatos, oxalatos y taninos dicha neutralización se producen a expensas de minerales en la comida o en el organismo, lo cual conlleva una desmineralización. Las lectinas y saponinas no pueden ser neutralizadas, y provocan el síndrome del intestino peermeable; los inhibidores enzimáticos de la tripsina y la amilasa la digestión de otros alimentos; y otros como los goitrógenos afectan el funcionamiento de la tiroides.

En conclusión: una persona sana podrá neutralizar sin problemas los posibles anti-nutrientes de las frutas y verduras, pero los anti-nutrientes de los granos harán que poco a poco vayan menguando su salud.

Además existen otras substancias en las legumbres, cereales y granos en general que pueden perjudicar la salud, como el gluten de los cereales, la cafeína del café, la teobromina del chocolate, los fitoestrógenos de la soja y de los granos germinados, etc.

De todas formas en la literatura se encuentra información contradictoria al respecto. Por ejemplo, algunos estudios muestran que la fermentación permite la inactivación de las saponinas, otros nutricionistas vegetarianos defienden que la cocción y el remojo también lo permite, mientras que los nutricionistas partidarios de dietas paleo afirman que no hay ningún proceso que permita neutralizarlas. Como es evidente, los vegetarianos tienden a minimizar los efectos de los anti-nutrientes de origen vegetal y realzar los efectos de los productos animales; al contrario de los partidarios de las dietas paleo. A mi modo de ver no hay una dieta beneficiosa para muchos, cada uno es un mundo y por tanto un frágil equilibrio en el que has de observar que te sienta bien y que no al margen de tendencias. Por ejemplo a mi me sientan bien los garbanzos pero me matan las lentejas.

Comer conscientemente

COMER CONSCIENTEMENTE

Ante la avalancha de productos ecológicos exóticos me gustaría hacer una reflexión.

La sana costumbre de comer productos ecológicos se manifiesta rapidamente en nuestros cuerpos, pero hemos de tomar consciencia sobre la repercusion de la moda de consumo de productos ecologicos exóticos que por haberse producido a muchos kilometros de distancia generan un gran huella ecológica y ademas pierden nutrientes en el transporte.

Una actitud consciente implica cuidar todos los procesos que afecten al ciclo vital de supervivencia sin que la civilización dañe culturas y tierras, una actitud consciente supone buscar el beneficio para nuestro organismo con el minimo deterioro de la naturaleza.

Por ejemplo, el aumento de consumo de quinoa ha producido semejante aumento en el precio de la misma que son ahora los propios indígenas quienes no la pueden consumir; El consumo de cacao ecológico de Ecuador y Perú supone una sobreexplotación en estos países para cubrir la demanda europea….

Es necesario reinvidicar el consumo de productos ecológicos locales y estacionales y confiar en el sello de comercio justo que garantice las condiciones de trabajo de los indígenas y su desarrollo sostenible.

Pertenecemos a nuestra tierra a nuestro clima, energéticamente somos lo que comemos, respiramos y pensamos por generaciones.Vivimos en un entorno rico y variado que desde luego puede proporcionarnos alimento y agua de calidad, demos las gracias por ello y no forcemos demasiado las cosas consumiendo productos fuera de temporada o de tierras lejanas.

El miso como alcalinizante y desintoxicante

Si has tomado sopa en algún restaurante japonés ya has tomado miso.

El miso es un condimento tradicional japonés. Es una pasta vegetal derivada de la  fermentación de la soja a la que se le puede añadir un cereal.

Rica en enzimas, lactobacillus , levaduras y antioxidantes.

Existen diferentes colores y tipos de miso. En general cuanto más claro, más dulce y menos salado.

Es muy fácil de utilizar y un recurso uy bueno para tener siempre en casa. Se suele utilizar para hacer sopa. Simplemente hay que coger un par de cucharadas soperas de miso para un par de tazas e ir removiendo para que se disuelva. Se puede añadir un puñadito de algas nori, un calabacín en daditos y una cebolla picadita.

Altamente recomendable para enfermos oncológicos porque facilita la digestión y desintoxica.

 

Hay diferentes variedades de miso:

 

HATCHO MISO

Elaborado solamente con granos de soja selectos.Contiene bacterias muy beneficiosas para el sistema digestivo, en especial para los intestinos y desintoxica el organismo de sustancias nocivas.

Existen diferentes variedades

MUGI MISO

Es un miso elaborado con soja y cebada. Es uno d los mas sabrosos. Contiene muchos minerales y es estupendo para combatir el cansancio y la fatiga.Regula el estreñimiento.

GENMAI MISO

Elaborado con soja y arroz integral Altos valores nutricionales, es el mas saludable.

SHIRO MISO

Elaborado con soja y arroz, es de sabor más suave, menos tiempo de fermentación, ideal para salsas, sopas y marinados

 

 

Antiguas entradas

Facebook +34 629 845 261

© 2021 Inés Santa María - Aviso legal

Diseñado por PONTECERCASubir ↑

Inés Santa María

Inés Santa María